Volver

VOLVER

Limpieza de fachadas

Cuando las fachadas se enfrentan al humo de los coches, a la aparicion de mohos y líquenes o a personas que armadas de un spray o rotulador deciden escribir sobre ellas... hay que restaurar su esplendor original.

Si las fachadas estuvieran tratadas, su limpieza es mucho más fácil y duran más tiempo pulcras. Pero muchas no lo estan, así que actualmente se recurren a tratamientos muy agresivos (acidos y arenados) que cambian drásticamente la superficie del material.

En algunos casos es imposible mantener la textura original pero con los tratamientos novedosos que emplea RESPUL logra mantenerla gracias a los disolventes y técnicas de última generación a base de agua caliente.

Y ya estará dispuesta para ser protegida...